Colectivo de Intervención Fotográfica

RSS Página Facebook Twitter

Hip hop, cumbia y punk en lucha
Anita Tijoux y Las Kumbia Queers

El jueves 13 de noviembre Anita Tijoux y Las Kumbia Queers hicieron explotar La Trastienda. A pura cumbia, punk y hip hop, nadie paró de bailar.

Fotografías por Celestrip, Chinita, Luciérnaga, Xanti Revueltas
Licencia: Creative Commons

El jueves 13 de noviembre tocaron en La Trastienda de Montevideo las Kumbia Queers y luego, Anita Tijoux.

El toque explotó; la banda tropi-punky argentina Kumbia Queers, llenó de ritmo el arranque del toque, y en medio de letras que te entran como una patada en el pecho, la gente no pudo parar de bailotear.

Luego le tocó el turno a la rapera franco-chilena Anita Tijoux, que trajo toda sus fusiones de hip hop, música chilena y latinoamericana, con sabor a suburbio parisino y al Chile en lucha, para agitarnos a todos.

Un rato antes del concierto había sido la concentración de Feministas en Alerta por el caso de Yamila Rodríguez y por el tratamiento mediático recibido. En la concentración estuvieron las Kumbia Queers, y en el toque estuvieron muchas de las manifestantes.

rebelArte no cubre toques porque sí, sólo porque nos guste hacer fotos de conciertos. Cubrimos toques cuando entendemos que en esos toque suenan desde los parlantes músicas, notas, ritmos, letras, actitudes, que luchan; y el jueves en el toque de la Tijoux con las Kumbia Queers, se respiraba lucha. Tuvimos el placer no sólo de poder registrar el toque (qué estuvo hermoso, intenso) sino también de poder conversar un rato con las músicas. Acá les dejamos algo de lo conversado:

- Anita Tijoux.

Nace en 1977 en Lille, Francia. Hija de exiliados políticos chilenos, decide irse a vivir a Chile en 1993. Luego de adentrarse en el mundo del rap local y de haber pasado por algunas bandas, se incorpora a Makiza en 1997, y en 2007 inicia su carrera como solista.

Anita Tijoux incorpora al hip hop elementos de ritmos latinoamericanos, de las tradiciones de músicas en lucha de otras épocas, sobre esto nos decía que “creo que si que hay una linea de unidad. Yo no conozco ningún compa, amigo, punketa, rockero, rapero, que no se emocione con Víctor Jara, Víctor prende generaciones y estilos musicales. Víctor, es como un referente papal, te prende una fibra; tú lo escuchas y te dan ganas de llorar. La música de esa época nos une. Escuchar un charango por ejemplo, a pesar del borrón colonialista de la dictadura musical de la radio, no conozco a nadie que no se emocione con un charango. Apela a algo de tus abuelos, a algo que ni siquiera podes explicar.â€

Ante la pregunta de dónde surgen las canciones, por qué nacen, qué es lo que motiva a escribir sobre ciertos temas, Anita nos decía que “toda la gente que escribe canciones finalmente no son canciones de una. Todas las canciones son producto de conversaciones, de reflexiones, de espacios donde te han invitado y ves cosas. “Antipatriarca†no es mía, o sea, ¿dónde nace?, de un manifiesto de unas compas argentinas, del Movimiento Por la Dignidad; al final uno es un canal. Uno no es un creador, uno es una consecuencia de una cadena alimenticia creativa que nace de la gente con la que te rodeas.â€

Otro tema que surgió en la charla con Anita fue el de la represión policial en todas sus expresiones; abuso policial en los barrios, gatillo fácil, represión en movilizaciones; sobre esto nos decía: “Hay un copy/paste de la represión policial en todos lados. Es la misma. Más viajo y más me doy cuenta. Se repite un patrón, siempre es con la misma clase. Incluso en los gobiernos más progresistas. No le veo diferencia entre unos y otros.â€

Sobre los procesos que se están dando a nivel de movimientos sociales en Latinoamérica, Anita sostiene que el problema es que “a la gente del poder no se le mueve ni un pijo. Les da lo mismo. Seguimos siendo una cosa muy folclórica. Lo triste en Latinoamérica es que además de la derecha están estos gobiernos progresistas, de izquierda, y son iguales de enemigos. La gente está convencida que son buena onda, pero siguen haciendo termoeléctricas, hidroeléctricas, siguen matando la tierra. Hay que entender que esto es por amor. El radicalismo es necesario, no lo veo de otra forma. Entendiendo que el radicalismo es un acto de amor, no es lo terrible como lo pintan los medios de comunicación. Estamos podridos hasta por los alimentos. No hay que ser un gran académico reflexivo, basta con que veas tu plato de comida.â€

- Kumbia Queers.

Las Kumbia Queers nacen en Buenos Aires en 2007 con seis locas punks que decidieron explotar su lado cumbianchero y queer, gestando lo que ellas llamaron “tropipunky.
Ya en 2007 lanzan su primer disco “Kumbia nena!†, con temas de The Ramones, The Cure, Black Sabbath, entre otros. Desde ese momento han sacado varios discos de forma independiente y autogestionada; han girado por un montón de festivales, toques, marchas, en Argentina, Chile, Alemania, Bélgica, Holanda, Francia, España, Suecia, Dinamarca, Austria, Italia, EEUU, Canadá, Colombia, Uruguay y Brasil.

Las Kumbia Queers estuvieron antes del toque del jueves, en la concentración de Feministas en Alerta por el caso de Yamila Rodríguez. Estuvimos conversando con ellas sobre este caso y sobre otros similares que se repiten en nuestros países: “la vanalización de todo eso y los prejuicios con los que se tratan ésos casos es muy tremendo. La estigmatización, siempre buscando los motivos por los cuales “se merecía morir†… es impresionante†, opinaron.
“Pasó algo muy similar en Argentina hace varias semanas con una chica, y empezaron a decir “que era prostituta, que la minifalda, que había dejado el colegio, que se vestía con ropa provocativa …†, es tremendo†.

“Todas sufrimos en algún momento alguna vejación, ofensa de algún chabón ... está re difícil vivir con eso. Está bueno saltar todas porque los medios están tratando las cosas re jodidas y son los mismos que después ponen una niñita con un corpiñito y los viejos tienen que votar a ver que nenita sale ... Ya manejan algo re jodido y después cuando una chica muere lo siguen menjando igual de jodido. Lo justifican, la víctima pasa a ser culpable, “si sos de otra manera te puede pasar esto†. Hay un odio de hombres hacia mujeres que está admitido, y no va más. Hoy por ahí me siento optimista porque estuvo bueno ir a la marcha y está bueno saltar cuando pasan esas cosas, te deja como “¡vamo´, se puede!†.

Otro tema que conversamos con las KQ fue el tema del acceso cultural, la cultura hegemónica, qué sucede con eso en Bs. As.: “lo que está pasando con el gobierno de la ciudad -de Bs. As. es muy jodido. Se tiende a todos lados a la homogeneización: que todo se parezca, que todo sea limpito, que en los lugares no haya cosas propias de los lugares y ahí entra también el que no se desarrolle la cultura. Al que le va bien, lo ponemos gratis en un parquecito y sale en todas las revistas. Ellos mimos arman festivales donde podés encontrar todo eso y luego a los otros lugares les piden cosas que es imposible que las tengan y terminan cerrando. Y quedan sólo los lugares que responden a su ideología. Cuando la gente se encuentra, se organiza... pasan otras cosas. A Ciudad de Mexico la hicieron mierda en 10 años, paso de ser una ciudad con una identidad cultural enorme a parecerse a otra cosa, más homogénea.
Es lo que se esta buscando en casi todas las capitales, al menos, que cuando llegas a un lugar sea todo lo mismo independientemente de dónde estás: entras a un Mc´Donalds, a un Starbucks, o una plaza ... todo igualito. Todo lo que no entre en su modelo de gobierno se barre. De todas formas la oposición, la acción colectiva, la resistencia, es imparable. Cierran un lugar, pero hay un montón de personas atrás que luchan por abrirlo y otro y otro
.

Publicado el 20 de noviembre de 2014
Etiquetas: , , ,

Hospedado en:

ourproject.org

Bajo licencias:

Creative Commons

Desarrollado con:

SPIP 3.1.1