Colectivo de Intervención Fotográfica

RSS Página Facebook Twitter

Coberturas

Donostia (Euskal Herria), manifestación por las libertades democráticas

Visitar el sitio web de La Haine

[Vídeo y Fotos]Entrevistamos a un portavoz de Boltxe Kolektiboa para que nos de su evaluación del acto: "La manifestación de hoy tiene que analizarse en principio desde la premura con que ha sido convocada, en 72 horas decenas de miles de personas, sin más convocatoria que el llamamiento realizado por las centrales sindicales, hemos participado en un acto de repulsa, en primera instancia, de las detenciones, pero también denuncia de la ley de partidos y de la realidad golpista que la comunidad autónoma vascongada venimos viviendo. Producto de la alteración del censo electoral por parte del Estado para posibilitar la existencia de un gobierno minoritario que no representa a la sociedad vasca, en forma de gobierno PSOE-PP.

Hay que resaltar la presencia del PNV, representado por los secretarios generales de los territorios de Vizcaya, Alava, Guipuzkoa, Navarra e Iparralde. Esta presencia le ha sido impuesta a este partido por la mayoria social nacionalista y por el movimiento sindical vasco, que no duda en responder tanto a la ley de partidos como a las detenciones. A la dirección del PNV le ha entrado un verdad miedo escénico al ver que en esta convocatoria decenas de miles de nacionalista y demócratas exigirían la reposición del mínimo de libertades democráticas para continuar el juego político, con la ausencia del PNV en esa reivindicación.

No obstante hay que valorar como negativo un detalle del PNV, la ausencia de su presidente Iñigo Urkullu, que probablemente no ha estado para garantizar la continuidad de las negociaciones con el PSOE de Zapatero y Patxi López. Es un ejercicio habitual por parte de la dirección del PNV de jugar a las dos bandas: por una parte repudiar la ley de partidos en la calle y por otra parte ofertarse al PSOE y también al pp para configurar pactos políticos que le permitan seguir manteniendo las pequeñas parcelas de poder que todavía le quedan. Y que están absolutamente amenazadas por la ley de partidos de cara a la convocatoria de próximas elecciones municipales y forales en las que la alianza PSOE-PP le arrebatará sin duda las diputaciones de Alva y de Vizcaya, estando en serio peligro la continuidad en Guipuzkoa, perdiendo los ayuntamientos de las cuatro grandes capitales y con la perspectiva de ver reducida su presencia municipal exclusivamente a ayuntamientos medianos y pequeños. Sólo desde este análisis se puede entender la presencia de los secretarios generales de las cinco territoriales del PNV en la manifestación de hoy.

Respecto a la mayoría sindical, de izquierda y de centro izquierda vasca, es relevante la implicación política del sindicato ELA, que hasta este momento no ha tomado una posición clara de movilización contra la ley de partidos. Pero podríamos estar en la antesala de un nuevo acuerdo tipo Lizarra-Garazi, vertebrado una vez más en torno a la mayoría sindical vasca y particularmente a la unidad de acción LAB-ELA. A la que pueden adherirse el resto de formaciones políticas, Aralar, Eusko Alkartasuna y sectores sindicales no nacionalistas pero si democráticos, que exigen una solución política en clave democrática al problema que enfrenta a ETA con el Estado, y a cuya demanda de negociación ETA ha respondido que sí, en tanto desde el Estado sólo se oferta más represión.

Y al ministro del interior Rubalcaba hay una exigencia que hacerle: que explique cómo puede su gobierno y el de Zapatero sacar adelante los presupuestos generales del Estado con el voto de un partido nacionalista vasco, cuyos secretarios de las cinco territoriales han participado en un acto que ha concluído con el grito masivo de "Batasuna aurrera", referido a la continuidad en la lucha de la organización política ahora ilegalizada. Que explique Rubalcaba como puede aceptar los votos de quienes están buscando una salida dialogada al conflicto y rechazando con el resto de la sociedad vasca la política impositiva y policial de su gobierno. Si se aplicase la ley de partidos tal y como hace Garzón a los demás, el lunes sin mas tardar el ministro del Interior tendría que pasar por la audiencia nacional a explicar sus relaciones con el mundo nacionalista vasco enfrentado a la estrategia policial y de guerra que desarrollan el dúo imperialista PSOE-PP.

Publicado el 18 de octubre de 2009
Etiquetas:

Hospedado en:

ourproject.org

Bajo licencias:

Creative Commons

Desarrollado con:

SPIP 3.1.4