Rebelión y trama feminista contra la precarización y el control de la vida.
Huellas 8M

¿Qué huellas quedaron en nuestras cuerpas luego del 8M? ¿Qué pasó ese día? Estuvimos en huelga y volvimos para compartir huellas del 8M y posibles respuestas a estas preguntas.

Fotografías por rebelArte
Licencia: Creative Commons

"El 8M tuvo más espacio en mi mente que en mi día. La maternidad es a veces amoldarse a los planes que acompasan el ritmo circadiano como casi un ritual. Este 8M no fue como esperaba. Mi intención de marcha devino en un oportuno encuentro de mujeres en la plaza del barrio. Allá fuimos con mi hija… Contentas las dos, yo sabiéndome dividida entre el estar y no estar, caminando entre caras más o menos conocidas, entre paños violetas, haciendo el pasaje de rutina por cada uno de los juegos de la plaza, maravillándome con la admiración de mi hija que los mira siempre como si fuera la primera vez, y cargando con mi cansancio de lunes. Todo eso atravesado por la hermosura de compartirlo con ella.

Algo de comunión había en ese encuentro de mujeres, todas sabemos por qué estamos acá y queremos hacerlo juntas.

Poco de eso se traduce en sensaciones. Creo que para eso tendría que haber estado toda yo, con el cuerpo por completo puesto en ese momento y lugar. Me faltó vivenciar la euforia de la marcha, eso que se potencia ahí y te queda latiendo en el cuerpo.

Al final, de vuelta el pensamiento…Lo conquistado, lo que falta… La crianza, los miedos, la carga, el sistema."

Publicado el 12 de marzo de 2021
Etiquetas: , ,