Colectivo de Intervención Fotográfica

RSS Página Facebook Twitter
Un joven que presenció la represión cuenta con detalles a los medios que se acercaron una vez concluido el operativo.

...Terrorismo de Estado

La conmemoración por parte del gobierno del "Día de Nunca Más" -a secas- se convirtió en una jornada marcada por la represión. Heridos y detenidos a palo limpio, provocaciones y hostigamiento constante por parte del operativo policial y sus agentes infiltrados marcaron las movilizaciones contra el terrorismo de Estado y el decreto presidencial.

Fotografías por Libertinus
Licencia: Creative Commons

A las 17 horas como marcaba la convocatoria, manifestantes contra del decreto presidencial se concentraban en la Plaza de Los Desaparecidos, punto de encuentro para marchar hacia el obelisco con la consigna Nunca más terrorismo de Estado. A pocas cuadras de allí, mientras se hacían algunas oratorias, integrantes de los Fogoneros cortaban la Av. 18 de Julio frente a la Universidad y se manifestaban como es su costumbre quemando cubiertas con sus pañuelos albicelestes cubriendo sus rostros, con la intención de sumarse a la marcha una vez que tomara la avenida céntrica.

Fue cuestión de minutos cuando un ropero de la metropolitana rompió el piquete para entrar en escena golpeando a los manifestantes sin mediar palabras. Cuatro personas fueron detenidas, entre militantes de los Fogoneros y un compañero de la Plenaria Memoria y Justicia que se había acercado a pedir que pararan la represión. En la corrida más personas fueron golpeadas y otra compañera de la Plenaria tuve que ser llevada al Hospital de Clínicas con una herida cortante en la cabeza.

A escasos metros, Fucvam y la FEUU preparaban el acto que iban a realizar en cuestión de dos horas, frente a la brutal represión decidieron suspender el acto y solidarizarse con los detenidos y apaleados. La marcha se realizó de igual manera haciendo su recorrido bajo atenta mirada de cientos de policías, roperos, carros lanza aguas y policías de civil desde afuera y dentro de la manifestación.

Al llegar a Centro Militar, que solo disponía de un vallado y era custodiado desde las esquinas por la metropolitana, este fue objeto de cánticos contra los militares y bombas de pintura contra la fachada del edificio. Se pudo ver algún infiltrado tirando piedras y provocando a la policía.

Los "tiras de Tourné" tuvieron su presencia importante, vigilando desde afuera y adentro la manifestación, participando activamente e intentado relacionarse con los manifestantes. Algunos que se pudo comprobar su calidad de agente encubierto fue expulsado de la marcha.

La manifestación terminó a una cuadra del Obelisco donde se leyeron las proclamas y se informó sobre la situación de los detenidos, que habían sido trasladados a diferentes comisarias. Una vez concluida la marcha gran parte de los manifestantes marchamos hacia la Cárcel Central a exigir la libertad de los compañeros presos. Bajo un fuerte dispositivo policial se llegó a la puerta de la cárcel donde una muralla de coraceros nos esperaba ya en formación para actuar, escoltados por el carro lanza-agua y portando armas de fuego cada integrante del cuerpo de choque.

Al cabo de unas horas fueron puestos en libertad y fueron al encuentro con sus compañeros que aguardaban fuera de la cárcel.

Publicado el 20 de junio de 2007
Etiquetas: , , , , ,

Hospedado en:

ourproject.org

Bajo licencias:

Creative Commons

Desarrollado con:

SPIP 3.1.4